Skip to main content
Ver productos

La etapa preescolar y escolar se caracteriza por un desarrollo social, cognitivo y emocional, que requiere una alimentación adecuada para mantener la curva de crecimiento. Durante estos años hay cambios en el apetito y en el consumo de alimentos que generan ansiedad en algunos padres a la hora de las comidas. 

Como nutricionista, una de las principales consultas que recibo de los padres al iniciar la temporada escolar es qué alimentos proporcionar a sus hijos en las loncheras. Aquí te brindo consejos claves para preparar una lonchera saludable: 

  1. Elige alimentos que sean naturales. Sabemos que en algunas ocasiones no es posible preparar todos los alimentos en casa. Sin embargo, es importante incluir productos naturales.  
  2. Cuida la higiene, lava tus manos antes de preparar las comidas, lava los utensilios y los alimentos. Esto evitará enfermedades gastrointestinales y la pérdida del sabor, olor y textura de las comidas.
  3. Procura que la preparación de los alimentos sea variada en sabores, colores y texturas, así como en la cantidad adecuada para cada niño. 
  4. Las porciones deben ser del tamaño manejable para evitar que las rechace.
  5. Elimine las golosinas, gaseosas y alimentos peligrosos por su tamaño, tales como, caramelos, maní y semillas. 

 

En cuanto a los alimentos y sus nutrientes, es importante incluir alimentos de cada grupo. Una porción adecuada de proteínas es fundamental, puedes incluir una ración de pollo deshilachado (2-3 cucharadas), carne molida (2-3 cucharadas), huevo duro (1 unidad), queso fresco (3-4 cucharadas), leche líquida (1 vaso) o yogurt (½ vaso), estas brindarán los aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales que se requieren para la formación estructural de los niños. 

Los carbohidratos complejos son excelentes fuentes de energía, puedes incluir una porción de pan (1 unidad), avena (½ taza), quinua (½ taza), kiwicha (½ taza), 1 unidad pequeña de verdura cocida (entera o en puré), o panqueques con harinas integrales (trigo, quinua, arroz, maíz morado, algarrobo, yuca, plátano, lúcuma, almendra y coco) estas son fáciles de preparar y muy nutritivas. 

Las grasas saludables también son importantes en la lonchera. Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son esenciales para el desarrollo cognitivo en los niños, en especial las DHA y EPA. Puedes incluir alimentos con aporte de grasa como  palta, mantequilla de maní, almendra o cashew (si no presentan alergias a estos alimentos)  y aceite de oliva o de coco en la preparación de las comidas. 

Las frutas y verduras son un elemento esencial en la lonchera saludable; 1 o 2 raciones de fruta entera o picada, como: manzana, plátano, mandarina, mango y fresa; son una excelente opción o se puede variar la presentación en ensaladas de frutas, papilla o jugos (sin azúcar). Por otra parte, incorporar ensaladas cocidas de vegetales y ensaladas frescas; estos alimentos proporcionan vitaminas y minerales fundamentales para su crecimiento y fortalecer su sistema inmune

Por último, como nutricionista recomiendo preparar las comidas con anticipación para ahorrar tiempo y asegurar tener opciones sanas a la mano. También puedes involucrar a tus hijos en la preparación para que se sientan más motivados al probarla.

En Feria Nativa puedes encontrar diferentes productos naturales para las loncheras escolares, libre de aditivos y conservantes, que te harán la vida más fácil a la hora de preparar las deliciosas comidas. Visita nuestra página web www.ferianativa.com/tienda

Lic. Andrea R. Navarro R. CNP 8711.

 

 

 

 

 

Dejar tu comentario