Skip to main content
Ver productos

Frecuentemente, escuchamos  a nuestros conocidos, amigos o familiares decir que les cuesta bajar de peso porque tienen un metabolismo lento.

Incluso, nosotros mismos hemos sentido que todo lo que comemos nos engorda y que ninguna dieta tiene efecto sobre nuestro cuerpo; sin embargo, ¿Qué es el metabolismo?

Frank Suárez, experto en metabolismo, define a este como la suma de todos los movimientos, acciones y cambios que ocurren en el cuerpo para convertir los alimentos y los nutrientes en energía para sobrevivir. Comprende desde la digestión hasta la eliminación.

El mismo autor expone que, cuando decimos que tenemos un “metabolismo lento”, en realidad estamos diciendo que el movimiento del cuerpo no está ocurriendo al ritmo óptimo .

Esto se puede reflejar en estreñimiento, acumulación de tóxicos, mala circulación, muchas infecciones, mala digestión, sobrepeso y obesidad.

Suárez, además, menciona que existen factores de salud, nutrición y estilos de vida que reducen o agilizan el ritmo del movimiento.

En su libro, El Poder del Metabolismo, trata sobre cómo reconocer estos factores y cómo utilizar los conocimientos al respecto para mejorar nuestro metabolismo y, con él, nuestra salud.

¿Cuáles son los factores que generan un metabolismo lento?

      1. Exceso de azúcares y de carbohidratos refinados
      2. Adicción a los carbohidratos  
      3. Deshidratación  
      4. Problemas con el sistema de la glándula tiroides
      5. La temperatura lo dice todo
      6. Estrés, es verdad que engorda
      7. Sustancias enemigas
      8. Las “intolerancias” del cuerpo
      9. Desayuno deficiente
      10. Candida Albicans, “La epidemia silenciosa”
      11. Las hormonas de la mujer

Exceso de azúcares y de carbohidratos refinados

Existen dos calidades de carbohidratos: carbohidratos naturales y carbohidratos refinados. Los carbohidratos naturales son aquellos que están en su estado natural sin haber sido manipulados industrialmente por el ser humano. Por ejemplo: vegetales y frutas.

Los carbohidratos refinados son productos modernos de la industria alimentaria y han sufrido una variedad de procesos de pulido, blanqueado, molido y refinación.

Adicción a los carbohidratos  

Cuando desea un antojo, ¿su cuerpo le pide chocolates, dulces, queques, pan o galletitas? Fíjese que el cuerpo solamente pide carbohidratos refinados.

«Los carbohidratos refinados son como la droga para el adicto», decía Frank Suárez. La gente adicta a los carbohidratos tiende a tener serios desbalances hormonales en su cuerpo, lo cual produce estados mentales y emocionales que no son agradables.

Deshidratación  

El consumo reducido de agua tiene un efecto devastador sobre el metabolismo, ya que, cuando tomamos agua, lo que principalmente ingerimos es oxígeno. Este es el elemento que permite la combustión de la grasa y, por lo tanto, acelera el metabolismo.

La realidad es que, si una persona quiere adelgazar, tendrá que tomar mucha agua como medida principal. Sin embargo, el agua y los jugos o las gaseosas no son lo mismo.

Estas bebidas, junto con el  alcohol (vino, cerveza, licor) y el café, deshidratan el cuerpo.

Problemas con el sistema de la glándula tiroides

Muchas de las personas que tienen un metabolismo extremadamente lento están teniendo problemas con la función de sus hormonas tiroideas.

El Dr. Broda O. Barnes estima que casi la mitad de las personas que padecen de hipotiroidismo no se les detecta la condición con las pruebas de laboratorio tradicionales.

Es decir, son personas que siguen sintiéndose gordas, deprimidas y débiles mientras que aún no han sido diagnosticadas.

La tiroides se ve muy afectada por el estrés y no puede tener deficiencias de ninguna de las siguientes sustancias: yodo, zinc, magnesio, cobre, manganeso, selenio y el aminoácido L-Tyrosine.

Si le falta alguna de ellas, su función se verá afectada y puede ocasionar un hipotiroidismo con su resultante “metabolismo lento”.

La temperatura lo dice todo

Cuando el cuerpo se enfría demasiado por problemas con la tiroides, muchos de los procesos del metabolismo se interrumpen. Esto causa manifestaciones de depresión, frío en las extremidades, obesidad, insomnio y otros síntomas.

Tomarse la temperatura sirve para saber si usted tiene un “metabolismo lento” o normal. Esta debe tomarse, por lo menos, 3 veces durante al día, 1 hora después de haber comido y debe promediarse los resultados para saber la temperatura final.

Si el promedio de temperatura es de 36.5 C o menos, es posible que presente problemas con la tiroides.

Estrés, es verdad que engorda

El estrés es una reacción que nuestra mente y cuerpo produce siempre que la sobrevivencia se ve amenazada. Por lo tanto, genera un estado de “alarma general” tan pronunciado que todo nuestro sistema hormonal y nervioso se ve afectado.

Ello causa un desequilibrio a nivel de todo el cuerpo. Algunas personas viven en un estado de estrés tan constante y continuo que ya no logran distinguir si sienten estrés o no.

Por ejemplo, las personas que viven en condiciones de estrés de trabajo o de familia engordan con muchísima más facilidad, porque sus niveles de cortisol tienden a ser excesivamente altos.

¿Cómo podemos distinguir si tenemos niveles altos de estrés? La calidad del sueño es un indicador, ya que el cortisol, causado por el estrés, mantiene a las células en un estado de constante alarma y, con ello, evita que el sueño no sea profundo y reparador.

Una solución es hacer ejercicio moderado (caminar, nadar) por unos 30 a 45 minutos para que el cuerpo elimine grandes cantidades de cortisol a través del hígado.

Sustancias enemigas 

Una de las sustancias enemigas de nuestro metabolismo son los ácidos grasos trans (grasas trans). Estas son moléculas de grasa que han sido dañadas y deformadas por el calor. Nuestro cuerpo las reciba como sustancias tóxicas y, por lo tanto, se consideran perjudiciales para la salud.

La margarina es uno de los alimentos que contiene ácidos grasos trans. Si usted desea mejorar su metabolismo y adelgazar, debe evitar la margarina.

En cuanto a la mantequilla, es una grasa saturada que contiene colesterol, pero el cuerpo la puede utilizar de forma natural, por lo que es beneficiosa para nuestra salud y metabolismo.

Otro de los alimentos con sustancias enemigas es la soya. Esta tiene propiedades beneficiosas si es fermentada, pero la soya comercial contiene compuestos llamados “goitrógenos” que reducen la función de la tiroides. 

Si usted padece de un metabolismo lento, evite la soya

Por último, existe una sustancia que definitivamente reduce el metabolismo y no ayuda a las personas a adelgazar. Es el edulcorante artificial Aspartame. Esta sustancia reduce el metabolismo y causa un deseo por los alimentos dulces.

Las “intolerancias” del cuerpo

Existen alimentos que nuestro cuerpo no puede procesar; por lo tanto, causan lo que se conoce como intolerancia. Suárez ha observado que los alimentos con mayor intolerancia son el maíz, la soja y el trigo.

Cuando su cuerpo es “intolerante” a uno o varios de ellos, el metabolismo se estanca y a su cuerpo le costará ceder la grasa.

Entonces, ¿cómo podemos reconocer si somos intolerantes a un alimento? Para ello, es importante identificar los siguientes síntomas:  mucosidad (moco), gases estomacales, gases intestinales, hinchazón o estreñimiento.

Cada intolerancia es como un freno para el metabolismo. Si quita las intolerancias, habrá quitado los frenos que le estaban causando un metabolismo lento.

Desayuno deficiente 

El desayuno es la comida más importante del día para cualquier persona, pero, en especial, para aquellos que quieren bajar de peso.

Al despertar, el metabolismo permanece a una baja velocidad y sólo dos cosas lo pueden subir: comer o hacer ejercicio. Si usted desea “despertar” su metabolismo desde temprano, el desayuno debe ser alto en proteínas y bajo en carbohidratos.

Candida Albicans, “la epidemia silenciosa”

Candida albicans es uno de los muchos microorganismos que viven dentro del cuerpo humano, en especial, en el intestino y en el área vaginal.

Sin embargo, existen factores que han permitido que este hongo se haya reproducido de forma acelerada y convertido en un parásito que invade al resto del cuerpo

Esta situación causa una infección que afecta a diferentes órganos desde el cerebro hasta el hígado.

Los factores que contribuyen al sobrecrecimiento del hongo Candida albicans son: exceso de carbohidratos refinados, el consumo de antibióticos sin recuperar la flora, tomar habitualmente bebidas alcohólicas y de cortisona (esteroide).

Para poder aumentar el metabolismo, se requiere un programa de limpieza de este hongo. Para ello, se recomienda el aceite de orégano, que no solo ataca el hongo Candida albicans, sino que fortalece el sistema inmunológico.

Las hormonas de la mujer

El cuerpo de la mujer produce una hormona llamada estrógeno. Esta participa en la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia.

Sin embargo, un desequilibrio de esta hormona puede acumular grasa en el cuerpo. Es decir, cuando predomina el  estrógeno sobre la progesterona (otra hormona femenina), mantiene al cuerpo bajo un metabolismo lento.

Es importante considerar esto en aquellas mujeres que se les dificulta bajar de peso y consumen pastillas anticonceptivas.

Por otra parte, la mujer tiende a tener niveles de estrés emocional más altos que el hombre y, por lo tanto, produce niveles más altos de cortisol (estrés).

Esta hormona, cuando se activa constantemente, puede promover la acumulación de grasa en el abdomen y en la cadera.

Esperamos que esta información haya sido de gran utilidad. Recuerda que para identificar qué factores se asocian más a tu estilo de vida debes acercarte a un médico para que te brinde las recomendaciones a seguir para mejorar tu metabolismo.

Fuente: Suárez, F. (2010). El Poder del Metabolismo.

 

 

Te escuchamos 2 Comments

Dejar tu comentario