Skip to main content
Ver productos

La cúrcuma es una planta de la India que pertenece a la familia del jengibre. Esta se utiliza en la gastronomía para darle color y sabor a diversos platos. También, se usa en la industria de alimentos para darle color a quesos, mantequillas y la mostaza.

Sin embargo, los diversos estudios realizados a esta planta han demostrado que su color característico no solo sirve para teñir los alimentos, sino para tratar diversas enfermedades crónicas inflamatorias.

Por ello, en Feria Nativa, te mostraremos cuáles son los beneficios y las propiedades de la cúrcuma en la salud para que puedas sacarle el máximo provecho.

¿Para qué sirve la cúrcuma?

Como mencionamos anteriormente, la cúrcuma es un gran alimento para combatir diferentes afecciones como: gastritis, alzheimer, diabetes, cáncer, aterosclerosis, enfermedades hepáticas, pancreáticas, intestinales y respiratorias.

Ahora, es importante observar que todas las enfermedades crónicas están de alguna manera relacionadas. Es decir, son ocasionadas por una inflamación prolongada y exagerada en nuestro cuerpo.

Los estudios realizados asocian las enfermedades inflamatorias con el estilo de vida moderno, cuyas características son el estrés, la falta de ejercicio, el consumo de alimentos procesados altos ​​en calorías y el abuso de tabaco y alcohol.

Por ello, para contrarrestar este estilo de vida y prevenir el desarrollo de estas enfermedades, se recomienda el consumo extensivo de antioxidantes.

Beneficios de la cúrcuma y curcumina

La cúrcuma es un rizoma con gran fuente de antioxidantes, fibra, proteínas, vitaminas y  minerales.

1. Antioxidantes y Antiinflamatorio

La cúrcuma es una fuente de antioxidantes naturales, comparada con las vitaminas C y E en sus efectos neutralizantes de los radicales libres.

También, ha demostrado  ser antiinflamatoria, por lo que es beneficiosa en las personas con osteoartritis, artritis reumatoidea, pacientes con tendencia a trombosis y arteriosclerosis.

2. Antineoplásico e Inmunomodulador

La cúrcuma, al ser rica en antioxidantes, protege el ADN de nuestras células, evitando la mutación y la formación de células cancerígenas.

Además, promueve la muerte de estas células potenciando así los efectos antineoplásicos.

3. Reduce la glucosa y el colesterol en la sangre 

La cúrcuma incrementa la sensibilidad a la insulina en las células musculares y puede reducir los niveles de LDL y el colesterol total en sangre.

4. Incremento de la memoria

La cúrcuma representa un potencial terapéutico en pacientes con la enfermedad de Alzheimer.

5. Protector gástrico

La cúrcuma protege la mucosa gástrica contra las posibles úlceras provocadas por analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos.

¿Cuánta cúrcuma consumir por día?

La dosis va a depender del efecto terapéutico que busques y del estilo de vida que tengas, ya que este va a influir en el grado de inflamación de tu cuerpo.

  • En cápsulas: se recomienda de 3 a 6 al día de 500mg.
  • En polvo: se recomienda 1/2 cucharadita de 5 gramos al día.

Recomendaciones del consumo de cúrcuma

  • Se recomienda consumir la cúrcuma con grasas saludables como el aceite de oliva o el aceite de coco, para facilitar la absorción de la curcumina.
  • También, se recomienda consumir la cúrcuma en conjunto con la pimienta negra, ya que la piperina de la pimienta aumenta la biodisponibilidad de la curcumina.
  • Otro aspecto importante es nuestra flora intestinal, ya que esta digiere y fermenta la cúrcuma para una mejor absorción. De esta manera, es necesario tener una buena flora microbiana para poder aprovechar todos sus beneficios.

Precauciones del consumo de cúrcuma

  • El consumo oral no presentó ningún nivel de toxicidad. Sin embargo, sobrepasar la dosis puede generar molestias gastrointestinales.
  • Se ha considerado que esta planta es segura durante el embarazo y la lactancia (como especia en alimentos). Sin embargo, se ha descubierto que estimula el útero y el flujo menstrual, por lo que se exige usarla en embarazadas con mucha precaución.
  • En caso de alteraciones graves de la función hepática, cálculos biliares activos y obstrucción de conductos biliares se recomienda evitar la cúrcuma, ya que esta aumenta las contracciones de la vesícula biliar.

Enfermedades que puede ayudar a tratar la cúrcuma: 

Aterosclerosis

La cúrcuma evita la oxidación de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol «malo».

Diabetes

Se observaron mejoras significativas en la glucosa en sangre, la hemoglobina y la hemoglobina glicosilada, así como en plasma e hígado TBARS y glutatión.

Enfermedades Gástricas

La curcumina inhibe la infección y la inflamación de las células de la mucosa gástrica.

Enfermedades Hepáticas

El suministro de curcumina puede prevenir las lesiones histológicas en el hígado.

Enfermedades pancreáticas

El tratamiento con curcumina redujo significativamente las lesiones histológicas del páncreas.

Enfermedades neurodegenerativas

La curcumina es un eliminador más potente que la vitamina E y, además, es un eliminador específico de radicales para prevenir el progreso de la enfermedad de Alzheimer.

 

Por lo tanto, la cúrcuma es un super alimento que ofrece beneficios extraordinarios para tu salud. No pierdas más tiempo y sumérgete en el cambio hacia un estilo de vida más saludable con los productos naturales que potenciarán tu bienestar. 

 

Dejar tu comentario