Skip to main content
Ver productos

El nombre de tu tienda orgánica o biomarket es una de las decisiones más importantes que debes tomar al inicio de tu emprendimiento.

Cuando empezamos con nuestro proyecto de crear nuestra tienda orgánica o biomarket, trabajábamos con aspectos relacionados a la marca (branding) y al nombre que llevará el negocio (naming).

Aunque no pueda parecerlo, es un proceso que demanda mucha deliberación y, si es un proyecto de varias personas, puede causar bastantes discusiones hasta dar con un nombre con el que todos estén satisfechos.

Por supuesto, el nombre de tu tienda orgánica o biomarket es el resultado de muchos factores.

Pueden ir desde que era algo que habías pensado desde hace años o que, quizás, lo has elegido en honor a alguien.

Para ayudarte en este proceso, te dejamos 5 consejos para elegir un buen nombre.

1. Hazlo corto y conciso

“Corto” y “conciso”, en principio, no significan lo mismo.

Si hablamos de que sea “corto”, nos referimos a la cantidad de caracteres; y, por “conciso”, a que en pocas palabras (o en una) nos de una buena idea de qué trata el negocio.

Ambas características ayudan, además, a su recordación (que veremos en el siguiente punto).

Si esto es muy complicado, también puedes considerar que el nombre elegido pueda ser reducido como un acrónimo.

Es así que es aconsejable que sea de no más de tres palabras (“La Ecológica”, “La tienda verde”, “El punto natural” o “Esquina Natural”).

En los ejemplos dados podemos asociar palabras como “tienda”, “punto” o “natural”.

2. Que sea de fácil recordación

Si el nombre elegido es corto y conciso, es probable que este sea de fácil recordación.

Con esto, nos referimos a que los consumidores no tengan que hacer un gran esfuerzo pensando cómo es el nombre de tu tienda orgánica o biomarket.

Por ejemplo, se hace difícil mantener en mente un nombre con números o símbolos.

Asimismo, será más fácil que un consumidor diferencie el nombre de tu tienda si es que este es único o hay muy pocos de su tipo.

Por lo tanto, si en el mercado ya hay muchas “Tiendas Verdes”, no será adecuado agregar una más. Sabemos que hay otros modos de diferenciación, como por ejemplo a través del logo o de la identidad visual, pero aconsejamos siempre facilitarle las cosas a los consumidores.

3. Considera tu posicionamiento digital

En estos tiempos, es muy importante y muy pocos lo toman en cuenta desde un inicio. Si ya tienes un nombre pensado, el siguiente paso es verificar cuán utilizado está en medios digitales.

Aquí, nos referimos a constatar si es que ya alguien tiene un dominio web con ese nombre, o cuentas de Facebook o Instagram.

Es importante asegurarnos que están libres. Lo ideal sería que se logre tener un único nombre tanto en la web, como en redes sociales, para luego no tener que lidiar con variaciones según cada canal.

Por supuesto, cuando hablamos de posicionamiento digital, también debemos estar atentos a lo que aparece en Google cuando buscamos el nombre elegido.

Es así que debemos asegurarnos que, si alguien busca, por ejemplo, “La ecológica”, no se arrojen resultados que puedan inducir a equivocación (como negocios de rubros totalmente distintos al nuestro).

>>>Clic aqui para verificar y reserva tu dominio en internet <<<

4. Que no haya sido registrado como marca

Un punto importante al momento de escoger el nombre de tu tienda es que el nombre no debe haber sido registrado anteriormente en la entidad de marcas de tu país.

En el caso del Perú, la autoridad competente es INDECOPI, quien se encarga de registrar y proteger el uso de las marcas.

>>> Busqueda de marcas <<<<

5. El Slogan

Luego de definir el nombre de tu tienda, aprovecha en poder generar una frase de impacto para crear un slogan que complemente el nombre de tu marca, y que ayude a reforzar la filosofía. 

Como en el ejemplo, definimos el slogan “Naturalmente sano para tu familia”.

En conclusión, elegir un buen nombre para tu tienda conlleva esfuerzo y dedicación, eligiendo entre todo el conjunto de palabras, un nombre corto, conciso, de fácil recordación y más aún que no haya sido utilizado anteriormente en web ni registrado en Indecopi.

La labor es ardua, pero puede ser divertida incluso si pides ayuda de tus amigos y familiares.

 

Dejar tu comentario