Skip to main content
Ver productos

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello. Esta se encarga de producir diferentes hormonas que controlan el uso de la energía del organismo.

Dos de las hormonas principales son la T3 (triyodotironina) y la T4 (tiroxina), las encargadas de la velocidad con la que se procesan los carbohidratos y las grasas, contribuyendo a la regulación de la temperatura corporal, la cantidad proteica que se genera, la función del sistema nervioso central y la frecuencia cardiaca.

¿Qué sucede cuando existe una alteración en esta glándula tan importante para los procesos de nuestro organismo? Sigue con nosotros en Feria Nativa para comprender mucho más las enfermedades de la tiroides.

Alteraciones en la tiroides

  1. Bocio: aumento de la glándula tiroidea
  2. Tiroiditis: inflamación de la tiroides
  3. Cáncer de tiroides
  4. Hipertiroidismo: producción acelerada y aumentada de hormonas tiroideas
  5. Hipotiroidismo: producción insuficiente de hormonas tiroideas

¿Qué es el hipotiroidismo?

En esta alteración, la glándula tiroidea no produce suficientes hormonas tiroideas para su correcto funcionamiento.

Las principales causas presentadas son por una enfermedad autoinmune, extracción de la tiroides de forma quirúrgica o tratamiento radioactivo.

Hipotiroidismo: síntomas y signos

  1. Sensación de frío incluso en climas cálidos
  2. Fatiga
  3. Aumento de peso
  4. Piel y cabello seco
  5. Irregularidad en la menstruación

¿Qué es hipertiroidismo?

En el hipertiroidismo, el tamaño de la glándula tiroidea se ve incrementado y produce más hormonas tiroideas de lo normal.

Esta condición es causada por inflamación de la glándula y exceso de yodo en el organismo.

Hipertiroidismo: Síntomas y signos

  1. Fatiga
  2. Ansiedad
  3. Pérdida de cabello
  4. Pérdida de peso
  5. Aumento de la sudoración
  6. Aumento de la vellosidad
  7. Latidos o frecuencia cardiaca muy acelerada

Recomendaciones nutricionales para la tiroides

Es importante hacer hincapié en la importancia de un acompañamiento médico y nutricional adecuado, con el fin de manejar una terapia farmacológica también adecuada.

Además de ello, las recomendaciones nutricionales generales para tratar con estas afecciones de la glándula tiroidea son:

Para el hipotiroidismo:

  1. Consumir alimentos fuente de yodo como el pescado, pollo, acelga, ajo y champiñones.
  2. Limitar el consumo de algunos alimentos que interfieren con el metabolismo del yodo como la soya, col y coles de bruselas, brócoli y coliflor.
  3. Realizar actividad física y ejercicios de fuerza de manera moderada.

Para el hipertiroidismo:

  1. Controlar el consumo de alimentos ricos en yodo como el pescado, mariscos, pollo, espinaca, huevo, piña, entre otros.
  2. Evitar medicamentos o suplementos que contengan yodo.
  3. No consumir sal en exceso.
  4. Realizar actividad física con moderación y tolerancia.

Alimentos y suplementos para la tiroides

  1. Selenio: mantiene los niveles adecuados de este mineral en el organismo debido a que en alteraciones de la tiroides existe un desbalance nutricional.
  2. Aceite de linaza: alta cantidad de omega 3, utilizado para promover la ingesta de ácidos grasos saludables.

El hipo e hipertiroidismo, así como otros trastornos de la glándula tiroidea, no se trata solo de consecuencias en el cambio de peso, sino que va más allá de eso.

Debemos tomar las precauciones del caso y optar por hábitos que mejoren nuestra calidad de vida.

Fuentes

National Library of Medicine. (s. f.). Enfermedades de la tiroides. Enfermedades Tiroideas | MedlinePlus En Español. 

Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) – NIDDK. (s. f.). National Institute Of Diabetes And Digestive And Kidney Diseases.

Vera, J. V. C., García, G. A. R., Quijije, M. N. T., & María, V. M. M. Manejo nutricional en pacientes con hipotiroidismo.

Hipertiroidismo: MedlinePlus enciclopedia médica. (s. f.).

Hipertiroidismo: qué es, causas, síntomas y tratamiento. Clínica Universidad de Navarra. (s. f.).

Hipertiroidismo: qué es, causas, síntomas y tratamiento. Clínica Universidad de Navarra. (s. f.-b)

Descargo de responsabilidad:

Recuerda que es importante consultar con tu médico o nutricionista licenciado tratante ya que cada persona presenta necesidades diferentes. Toda información recabada en este artículo no se debe utilizar como diagnóstico o tratamiento de alguna afección o condición.

 

Dejar tu comentario