Skip to main content
Ver productos

El magnesio es un mineral que el organismo necesita para mantenerse saludable y que interviene en diversos procesos dentro del cuerpo humano. Según el servicio de información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, (2023), “el magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas del organismo”. De esta manera, el magnesio regula el sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea. También, este nutriente contribuye a formar la proteína, la masa ósea y el ADN. 

Sin embargo, esos no son todos los beneficios del magnesio en nuestro cuerpo. Este mineral también actúa a favor de los músculos. El presente artículo abordará cómo este nutriente actúa como un relajante muscular evitando los espasmos o calambres en esta parte del cuerpo. 

¿Qué son los calambres musculares?

De acuerdo con MedlinePlus (2023), los calambres musculares son contracciones involuntarias que ocurren en uno o más músculos al mismo tiempo. Asimismo, son frecuentes y suelen ocurrir tras realizar actividad física, aunque algunas personas sufren de calambres en las piernas durante la noche. Estos espasmos llegan a ser dolorosos y duran entre unos segundos hasta varios minutos. 

Por otro lado, los calambres pueden ocurrir en cualquier músculo del cuerpo. Sin embargo, son más frecuentes en los muslos, pies, manos, brazos, abdomen y la caja torácica. 

Las personas mayores y las mujeres embarazadas suelen sufrir de calambres musculares en las piernas con mayor frecuencia mientras descansan. También, los deportistas padecen de estos espasmos cuando alcanzan el límite de su resistencia. Sin embargo, la población en general puede presentar estos inconvenientes como síntoma de otras patologías médicas. 

El magnesio y la relajación muscular

El rol del magnesio y su intervención en la función de los músculos es un tema que ha sido estudiado ampliamente. Según la investigación de Mao, Ka El, Wang, Xun y Zhang (2017), este mineral contribuye a mantener normales la contracción y relajación muscular. Por otro lado, diversos estudios han demostrado que una deficiencia de magnesio ocasiona una distorsión de la función neuromuscular que puede asociar a este mineral con los calambres musculares.

También, la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH), menciona que este mineral cumple un rol en el transporte activo de iones de calcio y potasio. Este proceso es fundamental “para la conducción de los impulsos nerviosos, la contracción muscular y el ritmo cardíaco normal”. 

Del mismo modo, la Agencia de Salud de Australia afirma que el consumo de magnesio es esencial para mantener saludables los músculos. Bajo esa premisa, esta entidad asegura que la deficiencia de este nutriente ocasiona síntomas que incluyen entumecimiento, calambres musculares y ritmo cardíaco anormal. 

Magnesio en los músculos de las personas en general

Otra investigación elaborada por Barna, Lohoida, Holóvchenko, Bazylevych, Velychko, Hovbakh, Bula y Shechter (2021), demostró la eficacia del magnesio como relajante muscular para tratar los calambres nocturnos en las piernas.

El ensayo fue multicéntrico, aleatorizado y controlado con placebo. Se aplicó a 175 personas divididos en dos grupos durante 60 días quienes recibieron óxido de magnesio monohidrato o placebo.

Los investigadores concluyeron que el óxido de magnesio monohidrato logró mejoras significativamente en la reducción de la frecuencia de episodios por semana de calambres nocturnos en las piernas en relación con las personas del grupo de placebo. En suma a ello, se encontró que la aplicación de óxido de magnesio monohidrato mejoró la calidad del sueño y que no presentaba complicaciones secundarias severas. 

Por lo tanto, los autores concluyeron que el óxido de magnesio monohidrato puede actuar como una solución médica para las personas en general que padecen de calambres nocturnos en las piernas. 

Magnesio en los músculos de las mujeres embarazadas

También, en mujeres embarazadas, se observó que una suplementación con magnesio es eficaz para reducir los espasmos musculares y ayudar con la relajación muscular. Berg, Dahle Mats, Hammar, Hurtig y Larsson (1995), concluyen en su estudio que la suplementación con magnesio es un método valioso para tratar los calambres en las piernas relacionados al embarazo.

En su investigación, entrevistaron a 73 mujeres con espasmos relacionados al estado de embarazo sobre sus síntomas en un ensayo prospectivo, doble ciego y aleatorizado. Las mujeres fueron divididas en dos grupos según si se les administraba magnesio por vía oral o placebo durante 3 semanas. Luego, se realizaron nuevas entrevistas y análisis en laboratorio. 

En primer lugar, los resultados demostraron que las mujeres embarazadas que sufrían de calambres musculares en las piernas mantenían niveles bajos de magnesio sérico en comparación con mujeres no embarazadas.  

Por otro lado, ambos grupos de tratamiento arrojaron una disminución de la frecuencia de los síntomas. Sin embargo, solo el 25% del grupo de magnesio con calambres nocturnos manifestó experimentar espasmos al día siguiente, a diferencia del 50% en el grupo de placebo. 

También, la suplementación de magnesio oral disminuyó significativamente la angustia por calambres musculares en las piernas en comparación con el grupo que recibió placebo. En esta línea, el grupo de pacientes que recibió magnesio indicó que “mejoraron considerablemente” en un grado mayor en relación con el otro grupo estudiado. 

Además, los resultados expusieron que una de cada tres mujeres del grupo de magnesio no presentaron síntomas en la segunda revisión, mientras que sólo tres de 35 manifestaron lo propio en el grupo de placebo.

Conclusiones

Por un lado, la evidencia científica nos demuestra que el magnesio puede actuar como un buen relajante muscular que contrarresta los calambres o espasmos en estas zonas del cuerpo. En los estudios expuestos, hemos observado cómo la aplicación del magnesio conseguía mejoras significativas en el grupo de personas estudiadas en relación con la frecuencia de los calambres musculares nocturnos. Asimismo, se comprobó que esta suplementación no ocasiona efectos secundarios severos. 

Por otro lado, las investigaciones aún no son suficientes dentro de la comunidad científica. Mientras los estudios presentados demuestran la efectividad del magnesio como relajante muscular, otras dos investigaciones no reconocieron beneficios. 

De esta manera, es importante consultar con un médico antes de iniciar una suplementación con magnesio para la relajación muscular o tratar los calambres musculares. 

Bibliografía

MedlinePlus. (2023, 20 de julio). Magnesio en la dieta. MedlinePlus en Español.

MedlinePlus. (2023, 20 de julio). Calambre muscular. MedlinePlus en Español.

Garrison, SR, et al. (2023, 10 de mayo). Magnesio para los calambres musculares. Cochrane Library.

Zhang, Y., Xun, P., Wang, R., Mao, L., & He, K. (2017). Can Magnesium Enhance Exercise Performance? Nutrients, 9(9), 946. MDPI AG.

Garrison, S. R., Allan, G. M., Sekhon, R. K., Musini, V. M., & Khan, K. M. (2012). Magnesium for skeletal muscle cramps. The Cochrane database of systematic reviews, 2012(9), CD009402.

Dahle, L. O., Berg, G., Hammar, M., Hurtig, M., & Larsson, L. (1995). The effect of oral magnesium substitution on pregnancy-induced leg cramps. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 173(1), 175–180.

Barna, O., Lohoida, P., Holovchenko, Y. et al. A randomized, double-blind, placebo-controlled, multicenter study assessing the efficacy of magnesium oxide monohydrate in the treatment of nocturnal leg cramps. Nutr J 20, 90 (2021).

Office of Dietary Supplements, AU National Institutes of Health. (2023). Magnesium and your health.

Office of Dietary Supplements, US National Institutes of Health. (2023). Magnesium

 

Dejar tu comentario